Inclusión

Ya no soy una niña pequeña

Escrito por paula.lomo

Hace unos días realicé una entrevista a una persona con parálisis cerebral, que por falta de oxigeno debido a un problema con el liquido amniótico nació muerta. Los médicos la reanimaron, pero no tenían esperanzas en que siguiese adelante. Hoy a sus 31 años nos cuenta su historia.

A pesar de que su habla esta bastante afectada, se pudo entender esta frase a la perfección “Ya no soy una niña pequeña”. Quería dejar claro este aspecto, ya que esta cansada de que la traten como tal. Cuenta como la gente asocia la silla de ruedas con la que se desplaza, su forma de hablar y de moverse como inferior, como pobrecita, en resumen como una niña. Además siente que la han protegido en exceso durante toda su vida. Explica como ella quiere tener la posibilidad de equivocarse en sus propias decisiones y aprender de ello, como hemos hecho la mayoría en repetidas ocasiones. Por otro lado, tiene un mal recuerdo del colegio. Ya que sufrió bullying por parte de sus compañeros que se burlaban de ella. Y para colmo los profesores no hicieron nada al respecto.

Estas palabras me hicieron reflexionar, como futura docente de educación física. Está en nuestra mano mejorar o simplemente aportar algo positivo a las vidas de todos lo alumnos, independientemente de si tienen alguna discapacidad o no. Me parece imprescindible escuchar y comprender. Dejar atrás las metas predefinidas y optar por adaptar los objetivos a las capacidades de cada uno. Buscar el máximo potencial mediante un amplio abanico de oportunidades. Por último, quiero destacar la ventaja que tenemos mediante la actividad física. Mi entrevistada afirmaba que la practica deportiva la ha dado la libertad que nunca había tenido y el sentirse como una mas. Por lo que tenemos la posibilidad de aportar algo muy importante a sus vidas.

Dejar un Comentario