Buenas prácticas deporte y valores Educación Inclusión

Un mundo por descubrir

Escrito por guillermo.pardo

No tenía ni idea de a quien entrevistar. Conozco a mucho gente del mundo de la inclusión vinculado con el rugby, pero quería cambiar, hacer algo diferente, aprender algo nuevo. Llegue a Stonar sin tener a nadie que me pudiera ayudar con esta tarea, pero no llevábamos ni 24 horas, que ya vi una posibilidad. Sarah y Brian, dos profesionales que se encargan de la educación y formación de un alumno con autismo de mi clase.

Tarde algo más de dos semanas en reunir el valor suficiente para plantearles la opción de hacer una entrevista y su respuesta totalmente positiva. Me daba un poco de apuro y les di las preguntas ese mismo día para que pudieran echarles un vistazo. Además les dije que podríamos comentar previamente algún aspecto del que quizás no quisieran hablar.

Gente con años de experiencia

Sarah es una profesional que lleva más de 20 años trabajando con niños con este trastorno. Brian en cambio era la primera vez que trabaja con un niño, ya que hasta el momento había trabajado siempre con adultos. El alumno al que se hace referencia, es un niño de 9 años con autismo y que no es capaz de hablar. Emite llantos de mayor o menor volumen en función de su estado emocional.

Se trata de un niño con problemas cognitivos pero no físicos, ya que se trata de uno de los alumnos que más deporte practica de toda la clase; natación, equitación o senderismo entre otros. Tenía la idea de que los niños con autismo también tienen dificultades motrices pero ellos me hicieron ver que no hay barreras que valgan cuando se quiere conseguir algo.

¿Qué me ha aportado?

Algo que si que me hicieron ver es la necesidad de recursos que hacen falta para poder trabajar con gente con este trastorno. Como hemos comentado muchas veces en clase, del término discapacidad involucra a mucha gente con necesidades muy diferentes y el autismo es igual. Por ello, ambos hacían gran hincapié en que cuantos más recursos se tuviera, mejor profesional se podría llegar a ser.

Personalmente esta entrevista creo que me ha enriquecido bastante. Me considero una persona con una mente abierta, pero esto me ha hecho ver nuevos horizontes y plantearme estudiar cosas que hace un mes no me hubiera imaginado como la educación especial. Además se me han borrado estereotipos que tenía de la gente con autismo y realmente esta charla ha conseguido moverme algo dentro. Había trabajado con niños autismo antes, pero el poder hablar con profesionales con años de experiencia me ha hecho entender mejor a esta parte de la sociedad.

Un país inclusivo

Otra de las cosas que me ha llamado la atención, es que Inglaterra es un país bastante más inclusivo de lo que creía. Este alumno lleva conviviendo con el resto de sus compañeros desde los 3 años. Bien es cierto que su trabajo es diferente y no pasa tantas horas en clase como los demás, pero es considerado como uno más. En la hora del recreo (el único momento que está algo más alejado de Sarah y Brian), juega con los alumnos de otros cursos y participa como uno más.

Esta entrevista me ha ayudado a ver que en el ámbito de la educación física, un alumno con este trastorno es uno más en la clase. Hay que saber como guiar y gestionar las diferentes actividades. A modo de conclusión, se podría decir que esta pequeña charla fue realmente gratificante y formativa, ya que me hizo ver cosas que jamás me hubiera planteado.

Dejar un Comentario