Buenas prácticas Principios y bases

Tema 1: Bases teóricas de la Educación Física.

¿Qué es la Educación Física?

Para poder entender la importancia de la Educación Física, debemos tener clara su definición. Como ya hemos podido ver en clase, dependiendo de la fuente y el autor, la Educación Física tendrá múltiples y diferentes definiciones.

Gracias a lo que hemos aprendido, la mayoría de nosotros vamos a coincidir más o menos en lo siguiente: Es una forma de aprendizaje a través del movimiento, cuyos principales objetivos son el desarrollo personal (a nivel cognitivo, motor y social), la adherencia a la actividad física y la interacción con el medio.

Una vez establecido lo anterior, se vuelven evidentes los motivos por los cuales es tan importante la Educación Física. Gracias al movimiento que genera, nuestro cerebro asimila mejor los conceptos, y la propia adherencia que intenta generar, ayuda a combatir el futuro sedentarismo.

Antecedentes históricos.

Como todos nosotros habremos podido experimentar, la gran mayoría de las clases de Educación Física que hemos recibido hasta ahora distan mucho de todo lo visto en clase. Esto tiene una explicación, y es que la educación física surge en primera instancia con la instrucción militar, para mas tarde pasar a formar parte de la gimnasia.

La educación física impartida en estas dos disciplinas comparte algunas características: su propósito era principalmente el rendimiento físico puro y duro, sin tener el cuenta el disfrute personal. Se impartía un método masivo, muy lejos de individualizar, llegando incluso a ser una criba para seleccionar a los mas aptos.

Una forma mas actual de Educación Física es a través del deporte, la cual mejora ciertos aspectos de todo lo anterior, como el disfrute de su práctica (aunque no a todo el mundo le gusten los mismos tipos de deporte). Sin embargo sigue sin individualizar, y como hemos podido comprobar, no disponemos de horas suficientes para aprender un deporte que no se había practicado antes.

Problemas del s. XXI y LOMCE.

Actualmente el sedentarismo es uno de los mayores problemas de la sociedad de este siglo, aumenta los índices de obesidad y la probabilidad de padecer enfermedades en el futuro. Aquí es donde la educación física cobra un papel fundamental, y es que es la herramienta perfecta para enfrentarse a ello, pues su objetivo de adherencia a la actividad física ayuda a combatir este sedentarismo, mejorando la salud de aquellos que la practican.

Dicho esto, podríamos pensar que no parece tan complicado eliminar el sedentarismo ¿no?, puesto que es una asignatura obligatoria en el instituto, entonces los alumnos practicarán actividad física y rebosaran salud… Por desgracia, esto no se consigue siempre, y aquí es donde entra la LOMCE. En esta ley, la Educación Física queda en un segundo plano, considerándose una asignatura menos importante que Lengua o Matemáticas por ejemplo; esto implica que vamos a tener pocas horas semanales de dicha asignatura, las cuales ya de entrada, son insuficientes para generar un cambio real en cualquier persona, puesto que no llegan a los 60 minutos diarios de actividad recomendados.

Si a esto le sumamos la facilidad con la que un (mal) profesor puede simplificar al máximo posible su trabajo, con la intención de no complicarse y sin realizar una gran variedad actividades enriquecedoras; nos quedamos con una educación física mediocre, que difícilmente va a poder generar cambios en un alumno.

Educación Física de CALIDAD.

Por último, teniendo en cuenta todo lo que se puede hacer dentro de una clase de Educación Física, y todo lo que hay que evitar, explicaré lo que yo considero como una educación física de calidad:

El disfrute del alumno es lo primordial, puesto que la adherencia y la motivación dependen de ello. Puede parecer obvio, pero a esto le debe seguir el movimiento, y es que es normal encontrarse con clases en las que las explicaciones son demasiado largas y los ejercicios se realizan en filas, esperando tu turno, esto no es movimiento. Ya que hablamos de falta de individualización en los antecedentes históricos, vamos a aplicarlo nosotros, adecuando las metodologías de enseñanza a los alumnos, teniendo en cuenta que todos van a tener capacidades diferentes. No debemos olvidarnos de la inclusión, no importa que dificultades tenga un alumno, siempre debemos adaptar lo que haga falta para él. Y, por último, pero no menos importante, aprovechar esa gran variedad de actividades que mencioné antes para realizar actividad en el medio natural.

 

 

Dejar un Comentario