Buenas prácticas Educación Inclusión Salud Sin categoría

Entrevista ‘viaje hacia la inclusión’.

Escrito por sergio.crespo

Antecedentes

Nos encontramos en un momento en el que el camino hacia la inclusión se encuentra en proceso, donde ya esta normalizado hablar de las diferentes capacidades de cada persona, y ante la necesidad de hacer algo para que todos nosotros tengamos las mismas oportunidades de éxito. Pero, ¿podemos hablar de que existe inclusión, o es todavía una utopía? Para comprobarlo, me reúno con Hugo, un niño de 14 años con parálisis cerebral, y con sus padres, los cuales nos dan, en conjunto, una visión del mundo muy diferente a la nuestra. Su parálisis le ha afectado a la parte motora e intelectual, por lo que se trata de un niño con discapacidad física e intelectual, lo que no frena a Hugo a vivir plenamente feliz y libre de complejos.

La calle

Me reciben en su casa, situada en el centro de un pueblo de Cantabria y, tras entablar previamente una conversación agradable, comenzamos la entrevista hablando de su relación con la calle, las aceras y la gente.

Primeramente, hablamos de la accesibilidad, de las barreras arquitectónicas que se encuentran en su día a día. Como ya he explicado, en lo que se fijan ellos, no nos fijamos nosotros, por lo que su respuesta me asombra. Su padre, explica que “En cualquier sitio al que vayas hay barreras, pero este pueblo es la h*****. Tú, si quieres un ejemplo de un pueblo mal construido para una persona con movilidad reducida, ven aquí”. Se refiere con ello, al estado de aceras y carreteras, criticando que, hasta para salir de su casa, necesitan recorrer varios metros por la carretera para subir a la acera, la cual no tiene un acceso fácil para Hugo. También citan que no puede acceder al 90% de los locales (tiendas de ropa, de golosinas, bares…) y Hugo lamenta no poder ir él sólo por su pueblo.

Sumado a esto, exponen la falta de aparcamientos para personas con discapacidad, especialmente en el entorno escolar, donde llevan varios años pidiendo dos plazas, dado que existen más alumnos del colegio con movilidad reducida, pero el Ayuntamiento hace oídos sordos. Esto, les hace aparcar en lugares muy transitados por personas y coches, y hace que bajarse y subirse al automóvil tenga cierto riesgo para ellos.

En cuanto a la gente del pueblo, su respuesta fue altamente positiva, no han tenido ningún problema, las personas con él son igual que con el resto de niños, con los que bromean, juegan y hablan sin ningún problema.

El colegio

Continuamos la entrevista hablando del colegio. Hugo comienza bromeando cuando le preguntó si disfruta de su paso por el colegio diciendo “bueno, en matemáticas no”. Tras esto, explica que no tiene ningún problema para seguir las clases de aula, y que en el recreo, aunque no puede jugar con el resto de niños y niñas, sigue disfrutando de una vida social buena. ¿Será en educación física igual?

Educación física

Cuando hablamos de educación física podemos destacar varias frases de Hugo. Comienza diciendo que no entiende cómo le aprueban, aunque más tarde explica que la profesora le incluye en las tareas haciendo, por ejemplo, de juez de línea cuando el resto de alumnos están realizando los saltos de atletismo. Por otro lado, hace mención de unas tareas escritas que le mandan en otras ocasiones para completar su trabajo.

Pasando a algo más importante en cuanto a educación física, nos encontramos dos aspectos a destacar. El primero es que haga lo que haga, su nota no varia, siempre le sale en su evaluación un 6 junto con la palabra ‘bien’. Curioso, cuanto menos. ¿Será por su implicación, o será que la forma de evaluarle y las actividades que hace no son lo adecuado?.

La situación del segundo momento es, a parte de vergonzosa, denunciable. El mal maestro, por no adjudicarle otro adjetivo más descriptivo, solía tener la costumbre de grabar a sus alumnos y alumnas con su móvil en varias de sus actividades, lo cual gustaba a todos menos a Hugo, ya que a él siempre le dejaba fuera del objetivo de la cámara, concretamente, en su espalda. Es más. Al final de curso, toda la clase iba a hacer una actividad de puertas abiertas para los familiares en el salón de actos. Todos los niños estaban ilusionados por el momento. Hugo no Hugo no iba a hacerlo. Cuando varios padres, madres, y maestros de la escuela animaron a Hugo a subir, el profesor lo negó con una frase que se quedó marcada en sus padres: “cómo va a subir él, si no puede, y encima en la actuación va a hacer feo”.

Lugares y viajes

¿Que buscamos las personas sin movilidad reducida a la hora de viajar? Que sea bonito, un lugar turístico agradable, visitar lugares de importancia histórica y hacernos la mejor foto.

En cambio, Hugo y su familia se fija en todo menos en eso. Para ellos, el mejor lugar de España es Valladolid, del que dicen que puede ir él sólo sin tener ningún problema por la calle. Su deporte favorito es hacer PadelSurf en la playa de Somo, lugar que está perfectamente adaptado con él y deporte que, con una tabla adaptada, puede prácticar sin ayuda externa, de manera autónoma y sin riesgo. Un lugar que le gustó mucho pero del que me dijo algo que no habría imaginado nunca, ni pensado en ello, es el Bernabeu. De aquí expone que el personal fue muy amable con ellos, que les ayudaron en todo lo posible, pero que no se trata de un lugar que este adaptado. No pudo llegar ni al palco ni a los vestuarios. Eso si, se sentó donde había estado sentado Kroos.

Y, para poner el borche final a la entrevista, me contó una anécdota vivida en Santillana del Mar. Para él, el peor lugar del mundo. Fue a visitarlo con sus padres por curiosidad de él. Al bajar del coche, se vio con el problema que tenía pero, como había sido idea suya, no quería dar la razón a sus padres e intentaron pasear por allí. El resultado fue 10 minutos para recorrer 10 metros, momento en el que Hugo cedió y dijo que mejor lo veían desde el coche y volvían a casa, ¡Pero había que volver hasta el coche!

Desenlace

Y este es Hugo. Un niño con ganas de pasear sólo por su pueblo, bromista y con una sonrisa en la cara siempre, que tiene una visión del mundo diferente a la que tenemos todos y con unos padres que le han ayudado a ser feliz, y dado la posibilidad de poder valerse por si mismo en la mayoría de las acciones cotidianas y diarias y, las que no, a por ellas.

Dejar un Comentario