Buenas prácticas Educación Inclusión

ENTREVISTA, UN DÍA CON VANESA

Escrito por oscar.oria

ANTECEDENTES

Mi entrevista se la ha realizado a una paciente de una amiga fisioterapeuta. He decidido realizárselo a ella puesto que comentado el trabajo con mi amiga me propuso a esta persona ya que es un caso complicado pero a su vez un caso de superación. Esta mujer es de Santander, y lleva 45 años en silla de ruedas. ¿Es fácil su día a día?

 

CAMBIO DE VIDA

Cuando *Vanesa* tuvo el accidente apenas tenía 21 años. Era profesora de educación física en un colegio, era joven y tenía muchos amigos y toda una vida “normal” por delante. Sufrió un accidente de tráfico, en el que el desenlace no fue nada bueno. Su médula tuvo una lesión completa a nivel de T5-T6. A partir de ese día, todo fue cambiando. Vanesa recibió atención especializada en el Hospital de parapléjicos de Toledo.

Ella tenía novio, con el cual tuvo el accidente y él salió ileso, tenía un grupo muy grande de amigos, y todos ellos al principio del proceso la iban a ver, le animaban e intentaban ayudar. Con el tiempo se fueron distanciando, fueron desapareciendo las visitas y las llamadas para quedar en grupo. A su vez, perdió su trabajo, el cual era su pasión, le encantaba lo que hacía, y lo recuerda con mucha pena.

DÍA A DÍA

Hoy en día Vanesa tiene una vida independiente, se siente bien, como nos podemos sentir cualquiera de nosotros, y a la vez, también como cualquier persona tiene días buenos y otros no tanto. Al tener una lesión tan alta tiene más dificultades en cuanto a movilidad o carga de objetos puesto que la musculatura implicada en ello está inervada por nervios que salen de raíces T5-T6 e inferiores.

Nos contó además las barreras que se encuentra en su día a día; cuando todo ocurrió tuvo que cambiar de piso y adaptar el nuevo para que pudiese entrar la silla de ruedas y manejarse con ella de manera independiente. Le gusta el cine y el teatro y cuando va, nos pone de ejemplo, al Palacio de Exposiciones, se encuentra con que tiene que ir en transporte público por los pocos sitios de aparcamiento de minusválidos que hay en la ciudad, lo cuales están muchas veces mal ocupados. En muchas tiendas se interpone un escalón, ella va preparada con una tabla de madera que pone para poder sobrepasarlo. O en ocasiones tiene que cambiar de acera para llegar a su destino puesto que un bordillo obstaculiza su paso en silla.

 

INCLUSIÓN DESDE SU PUNTO DE VISTA

Considero importante que se escuche y se tenga en cuenta las cosas que pueda demandar la gente a la que se nombra como “diferente”, “discapacitada” o “con problemas”, ya que nadie mejor que ellos sabe lo que es necesario para mejorar.                

Vanesa, como profesora de educación física, propone que alguna de las prácticas los alumnos la realizase en silla de ruedas, de esta manera podrán valorar lo capaces que son otras personas que se encuentran es esa situación. Ella cree además que trabajar en la empatia puede ser unas de las razones por la cual se puede conseguir la verdadera inclusión.

Enfocado también a la inclusión en el aula, cree difícil conseguirlo sin una buena educación. Al final, desde la escuela a una persona que está en silla de ruedas, el simple hecho de estar en esa situación hace que los demás se porten de una manera diferente, intentan ayudar, dándo facilidades o ventajas en vez de hacerle ver que no las necesitas. Al final todo empieza desde la educación y si no cambia en la escuela no va a cambiar en la sociedad.

*Vanesa no es el nombre real de la mujer de la entrevista, prefiere mantenerse anónima.

Dejar un Comentario