Educación Evaluación Salud

Condición Física en Educación Física

Escrito por hector.caso

Como sabemos a través de muchos estudios la condición física es indispensable para llevar una vida sana. Por eso la condición física en la educación física debe ser un pilar fundamental.

Empezamos por cómo integrar la condición física en la educación física ¿Por qué y para qué la debemos trabajar?

 

Condición física en educación física

Está claro que en las 2 horas lectivas de educación física que tienen los alumnos a la semana no van a conseguir muchas adaptaciones a pesar de que se aprovechen en su totalidad que, generalmente, no es el caso.

Lo que debemos hacer es proponer diferentes formas de mejorar la condición física. Dependiendo de cada alumno será más interesante una forma u otra.

Es muy fácil decirles los beneficios que tiene la actividad física pero ya es difícil que un adulto se “enganche” solo con decirle eso como para intentarlo con un niño…

Por eso debemos conseguir que no solo lo vean como una forma de mejorar su salud sino como una forma de entretenimiento y de disfrutar del tiempo libre.

Independientemente de la salud, se ha demostrado en diferentes artículos que se mejora la capacidad cognitiva  a través del movimiento. Muchos padres piensan que por dedicarse a un deporte van a perder horas de estudio pero, si combinamos el ejercicio (o el deporte, en este caso) con los estudios, las horas dedicadas a aprender nuevas cosas y conceptos serán más productivas.

 

Durante las clases de educación física

La condición física en educación física juega un papel muy importante ya que, en la mayoría de las actividades, cuanta mejor condición física más fácil será llevar a cabo la actividad. No sólo conseguiremos que tengan mejores notas y mayor progreso sino que los alumnos disfrutarán más de las actividades y de su propio cuerpo.

Los alumnos con peor condición física ni intentarán enfrentarse a los que están mejor, pero si conseguimos que practiquen actividad física en su tiempo libre y mejoren, al menos se atreverán a competir y/o colaborar con los demás.

 

¿Se puede medir su progreso?¿Debemos hacerlo?

Claro que debemos medir la mejora o el mantenimiento de la condición física en educación física. Lo que queremos conseguir es que los alumnos tengan los hábitos más saludables posibles y si parte de su tiempo libre lo dedican a la actividad física se verá reflejado en las evaluaciones de la asignatura.

Hay dos cosas muy importantes que no debemos hacer para llevar a cabo estas mediciones:

  • Tratar a todos los alumnos por igual a través de una marca mínima en pruebas físicas de cada capacidad motriz básica
  • Menospreciar a un alumno por falta de condición física

Cada alumno parte de un nivel y se le evaluará en función de este. Por ello no se le pedirá el mismo progreso a diferentes alumnos ya que, en función del punto del que parten, tendrán mayor o menor margen de mejora.

Una buena forma de evaluar es a través de pruebas físicas relacionadas con las rúbricas de clase, y pongo un ejemplo:

En una rúbrica el alumno puede ver el nivel en el que está y el nivel a l que puede llegar. Si individualizamos las rúbricas podemos conseguir que algunas de las actividades planteadas les llamen la suficiente atención como para practicarlas en su tiempo libre:

  1. Estadío inicial: consigue chutar un balón desde fuera del área a la portería
  2. Segundo estadío: consigue correr y conducir el balón, realizar un regate o una finta y tirar a puerta en 30 segundos (mejora de coordinación y agilidad)
  3. Estadío final: es capaz de correr, recibir un pase, conducir el balón, regatear o fintar y decidir si centrar el balón o chutar a portería en 20 segundos (mejora de coordinación, velocidad, agilidad y decisión)

Si quieres saber más sobre cómo evaluar pincha aquí.

 

¿Es realmente la condición física en la educación física importante?

Como he comentado anteriormente, los niños van a disfrutar más y se van a sentir mejor con su cuerpo si su condición física mejora.

La educación física en sí no va a conseguir mejorar la salud centrándose en la actividad física pero va a ser un papel fundamental en los alumnos, sobre todo, en aquellos con mayores carencias de actividad física.

Se va a encargar de que los alumnos que les gusta la actividad física descubran nuevas formas de practicarla. Los alumnos que no disfrutan de la actividad física encontrarán formas divertidas, entretenidas o estimulantes de comenzar a mejorar su salud.

 

Con tan poco tiempo ¿Cómo planteo actividades de acondicionamiento físico?

¿Qué hay de eso que todos los docentes evalúan? ¿Aquello que siempre se dice que te pedirán en el trabajo? ¿Eso que se necesita en los deportes de equipo? Se debe cooperar con otros profesores para combinar clases que sean educativas en ambos aspectos.

Actividades en el medio natural junto a la asignatura de biología. Actividades con pelotas, aros, conos y demás para matemáticas o física.

Combinando las clases de educación física con otras asignaturas conseguiremos disponer de más tiempo para actividades de acondicionamiento físico. Éstas no necesitan que sean como clases de gimnasio ni militares. A través de la propuesta de diferentes tareas podemos establecer el objetivo de mejorar una capacidad física.

Por ejemplo: nuestro objetivo es mejorar la velocidad y la resistencia. Vamos a diseñar un circuito con diferentes postas en las que se les planteará diferentes problemas de física (aplicación real,  no sobre el papel) y que en esas postas tengan que hacerlas en un orden para poder llegar al final. De esta forma tendrán que ir de una posta a otra para encontrar cómo desarrollar paso por paso el problema planteado. Si lo proponemos como competición entre equipos, fomentará que lo quieran hacer más rápido.

 

En resumen, la condición física en educación física es difícil de trabajarla. Por ello se debe conseguir que los alumnos sientan atracción por la actividad física y la mejora corporal.

Sobre el autor

hector.caso

Dejar un Comentario