Evaluación

¿EVALUAMOS EN EDUCACIÓN FÍSICA?

¿QUÉ ES EVALUAR?

Cuántas veces habremos oído esta palabra y que pocas veces nos hemos parado a pensar cómo podríamos definirla. Explicándola de una manera breve y concisa, podemos decir que evaluar consiste en medir el aprendizaje de los estudiantes, medir el trabajo, es decir, ver y comprobar que los alumnos aprenden. Dentro de la misma podemos diferenciar varios tipos de evaluaciones: la autoevaluación, se lleva a cabo cuando uno mismo evalúa sus propios conocimientos. Por otro lado, tenemos la coevaluación en la que intervienen los compañeros y por último, la heteroevaluación, donde se produce una evaluación de una persona sobre otra con respecto al trabajo, rendimiento, actuación, etc. Aunque pueden ser muchas las personas que intervienen en una evaluación en la escuela, es importante destacar que, finalmente, es siempre el profesional el responsable de evaluar, ya que él es el experto. 

¿POR QUÉ SI LA LEY INDICA UNA FORMA DE EVALUAR, LOS DOCENTES REALIZAN OTRA EVALUACIÓN?

Bajo mi punto de vista y atendiendo también a mi experiencia, la gran mayoría de profesores que me han impartido clase no han seguido la ley por varias razones. Muchos de ellos piensan o creen que la ley sigue exactamente igual que hace treinta, cuarenta, cincuenta años, y eso no es así. Como todo en la vida, las cosas van cambiando y evolucionando. En numerosas ocasiones, con el fin de mejorar o hacer mejor a todos. 

Por otro lado, entra el juego el tema COMODIDAD, “siempre” ha sido así ¿Por qué voy a cambiarlo?, ¿Por qué voy a informarme y a mejorar si “siempre” ha sido así?, Por algo será, ¿no?. Creo que estas preguntas son las típicas de una persona que no vive y no se implica en su trabajo, sino que, tan solo se centra en que acabe el día, ganar dinero, cumplir los objetivos que a él le convienen o le parecen más relevantes y sobre todo en sí mismo. 

Poniendo un claro ejemplo, en numerosas ocasiones vemos cómo los docentes llevan a cabo una evaluación sin atender a las necesidades individuales del alumnado, creando así una evaluación homogénea para todos, olvidando la necesidad de adaptar y tener en cuenta los aspectos individuales de cada persona en todo el proceso educativo (evaluación, metodología…).

Finalmente, otro aspecto que me gustaría destacar es el tema de los alumnos y sus padres. Si que es cierto que los docentes muchas veces no siguen la ley, pero en muchas ocasiones lo hacen así porque ni los niños ni sus padres se informan de cómo deben de ser las cosas dentro del ámbito académico. Sé que es complicado para todos que, además de nuestros correspondientes trabajos, deberes, vida social, etc., tener que dedicarnos a informarnos de cómo está actualmente la ley relacionada con la educación puede ser un tanto tedioso, pero, si queremos lo mejor para nosotros y nuestros futuros hijos, quizás deberíamos estar al tanto, o por el contrario, que la comunidad educativa nos informe acerca de cómo se está desarrollando el proceso de enseñanza-aprendizaje. Con todo esto no quiero decir que tenga que ser una obligación para nosotros, pero como bien se dice, el saber no ocupa lugar, y mucho menos si ese aprendizaje es positivo para ti o para alguien de tu entorno. 

EJEMPLO DE EVALUACIÓN

El bloque a evaluar corresponde con el número dos, Salud y Hábitos de vida. Se utilizará una rúbrica de evaluación para establecer una guía descriptiva de lo que el alumno debe conseguir a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje. El alumnado al que va dirigido dicha rúbrica es el de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.)

4 Comentarios

  • Totalmente de acuerdo con la razón de comodidad, en mi entrada también incluyo ese punto, que rabia que esta sea la razón más común. Ojalá en el futuro como profesionales de la educación que seremos podamos cambiar la situación.

    • Exacto Diego, me parece que el tema comodidad por desgracia mucha gente se está apropiado de él. Para ser bueno en algo, no tenemos que estar “cómodos”, sino que, en muchas ocasiones tenemos que esforzarnos, dando como producto final el realizar bien tu trabajo. Y qué mejor recompensa que esa.

  • Al igual que lo que comenta Diego, yo también incluyo la comodidad de los docentes como factor para no actualizar su asignatura. Además, también considero que no realizan cambios en la metodología de evaluación por la falta de motivación que tienen para impartir las clases.

Dejar un Comentario